Libreria Argentina Libreria Argentina Libreria Argentina

 

Organización del NSDAP

Texto oficial del Partido Nacionalsocialista

Robert Ley

Reichsorganisationsleiter del NSDAP

Organizaciσn del NSDAP - Texto oficial del Partido Nacionalsocialista - Robert Ley - Reichsorganisationsleiter del NSDAP

204 páginas + 16 láminas color
24 x 17 cm.
Editorial Titania, 2011
Encuadernación: tapa dura

 Precio para Argentina: 230 pesos
 Precio internacional: 32 euros

Presentamos por primera vez en castellano los primeros dos libros de la obra de referencia oficial del NSDAP, elaborada por el Líder de Organización del Tercer Reich (Reichsorganisationsleiter), Dr. Robert Ley, publicado por la casa editora central del NSDAP y prologado por Rudolf Hess y el propio Adolf Hitler.
Acompañada por numerosos gráficos, organigramas, dibujos y láminas color, constituye la más básica guía sobre el Partido Nacionalsocialista para todo historiador interesado en este época.
Encontramos en él la explicación de cada una de sus secciones, su estructura y organización, tanto como los deberes o pautas que cada líder o militante debe cumplir. A esto se le suma la indicación de uniformes, escalafón, banderas, condecoraciones, símbolos oficiales y diversa regalía.

 

ÍNDICE

Palabras del Führer.....11
El Delegado del Führer.....15
El Jefe Nacional de Organización del NSDAP.....17
Abreviaturas.....20

LIBRO I  21
Conducta General del Nacionalsocialista.....23

EL MILITANTE.....25
1. - Ingreso.....25
2. - Compromiso .....26
3. –Baja.....27
4.- Reingreso......29
5. Traslado       .....29
6.- Deberes de los militantes. .....29
7.- Líneas directrices para los miembros de los Grupos Locales .....30
8.- Forma de llevar emblemas y uniformes para los militantes.....31
9.- Normas especiales de conducta para los militantes.....31
Doce preceptos para los Jefes militantes dirigentes en la vida del grupo local (del Punto de Apoyo).....37
I.- Finalidad.....37
II.- El Partido solo tiene una misión ideológica......38

EL JEFE POLÍTICO.....39
El tipo de Jefe Político.....41
Jefes políticos del NSDAP.....41
Condiciones que se presuponen existentes en todo militante que ocupe un cargo dirigente.....41
Juramento del Jefe Político.....42
Comisión de Servicios.....43
Protección honorífica del Jefe Político......43
El Saludo y la relación de los superiores......44
Tributación de honores de los Jefes Políticos de las unidades de paradas o en marcha......44
Nombramiento de Jefes Políticos.....45
Nombramientos Interinos y licencias provisionales.....46
Sección Nacional de Genealogía.....47
Antecedentes personales de los Jefes Políticos.....48
Dimisión de un cargo.....49
Designación. Nombramientos. Delegaciones.....49
EL UNIFORME DEL JEFE POLITICO.....51
I.- Generalidades.....51
Vestimenta de servicio de los Jefes Políticos.....51
1.-Uniforme de servicio:.....51
2. Uniforme de servicio con abrigo......52
3.- Uniforme de paseo.....53
II.- Equipo......53
III.- Generalidades sobre la forma de llevar el uniforme de servicio.....54
IV.- Distintivo de categoría del Jefe Político.....54
1.- Jefatura Nacional.....55
2.- Jefatura Comarcal......56
3.-Jefatura Comarcal.....56
4.- Grupo local - Punto de Apoyo.....57
V.- Concesión de categoría de servicios en el NSDAP.....58
VI.- El Arma de Honor del Jefe Político  .....58
VII.- Categorías de servicio y emblemas después de cesar en el servicio activo como Jefe Político......59
VIII.- Uniforme, Emblemas y Equipo de las Bandas de música.....61
1.- Uniforme.....62
3.- Emblemas......62
3.-Equipo de las Bandas de música......63

BANDERAS DEL PARTIDO.....65
Bendición de Banderas.....66
Ejecución de Banderas.....66
Prohibición del uso de bandera.....68
Bandera de mano con la Cruz Gamada.....69
La Bandera como colgadura.....69
El Brazalete con al Cruz Gamada.....69
El Estandarte para el coche de los Jefes Políticos.....70
Placas para los departamentos de servicio del NSDAP.....71
Placas de servicio de las Estructuras del Partido. SA. SS. NSKK. HJ......73

EMBLEMAS Y CONDECORACIONES DEL NSDAP.....75
I.-Condecoraciones.....75
II.- Emblemas......76
El Emblema del Partido......76
Forma de llevar las condecoraciones con el uniforme de servicio.....77
Orden de la Sangre.....77
La medalla de oro del NSDAP.....77
Medalla de oro del la HJ......78
Otras medallas y condecoraciones.....78
Adquisición, supresión, y enajenación de Emblemas, Condecoraciones, Uniformes y objetos de equipo......81
Prescripciones legales.....81

EL SERVICIO DEL PARTIDO.....85
Asambleas de militantes y actos públicos......85
Deliberación de Jefes.....87
Llamamiento de servicio.....88
1.- Llamamiento de servicio del departamento.....88
2.- Llamamiento de servicio de la jurisdicción.....90
Inspección de departamentos de servicio o de juridicciones de servicio.....91
Visitas de control.....92
El servicio móvil de vigilancia.....93
El poder disciplinario.....96
Régimen de reclamaciones.....101
Procedimiento de los tribunales de honor en el movimiento nacional socialista.....103
Síntesis sobre la organización actual de los precedimientos de los tribunales de honor......106
Colaboración entre los Jefes Políticos y la SA, SS, NSKK, HJ y los Jueces del Partido......110
Los Jefes Políticos y la SA......110
Requerimiento a los miembros de la SA para que presten servicio como Jefes políticos......116
Jefe Político y SS.....117
Jefe Político y NSKK.....117
Jefe Político y HJ.....117
Jefe Político y Jueces del Partido.....118
Dirigentes y tribunales del Partido.....118
El saludo entre los Jefes Políticos SA, SS, NSKK y Jueces del Partido.....118
Reserva y selección de Jefes.....119
La HJ como reserva de Jefes.....122

LIBRO II.....125

EL DIRIGENTE.....125
Organizaciones regionales del N.S.D.A.P......125
La Organizción del NSDAP y de sus asociaciones adheridas.....129
I.-Principio de Caudillaje. (Führerprinzip).....130
II.-El Principio de Caudillaje. Subordinación y clasificación en la forma total de Organizción......131
III.-Estructura Nacional y Vertical del NSDAP......132
IV.- La expreción del sentido práctico de solaridad......135
Principio de Caudillaje y relación de subordinación.....137

ZONAS JURISDICCIONALES.....143
Dirigentes Jurisdicciones.....143
I.- El Bloque del NSDAP.....145
1.- Organización......145
A.-El Jefe de Bloque.....146
B.-El auxiliar de bloque.....154
C.-El regidor de Bloque.....156
II.- La Cédula del NSDAP.....159
D.-El Jefe de Célula.....160
E. El Regidor de Célula.....163
Determinaciones generales.....164
III.- El Grupo Local del NSDAP.....167
I.- Jurisdicción regional......167
II.- Denominación oficial......168
III.-Oficinas.....169
IV.-El Jefe del Grupo Local.....171
V.- Sub-Secciones, Negociados y Sub-Negociados......175
VI.-La bandera del Grupo Local.....176
VII.- Regulación especial correspondiente a la subordinación del Grupo Local.....177
IIIa.- El Punto de Apoyo del NSDAP......181
I.-Jurisdicción regional......181
IV.- La Delegación Comarcal del NSDAP.....185
V.- La delegación provincial del NSDAP.....191

LA ORGANIZACIÓN EXTERIOR DEL NSDAP.....199
Misión y competencia......199
Militantes......201
Organización......201

EL FÜHRER.....203
Delegado del Führer.....204
Jefes Nacionales.....204

PALABRAS DEL FÜHRER A LA ORDENANZA DE SERVICIO

de 15 de Julio de 1932

NACIONALSOCIALISTAS, CAMARADAS
"El mundo está regido solamente por una fracción de la sabidu­ría". Esta amarga expresión del Canciller del Estado sueco, Oxens­tierna, contiene desgraciadamente una verdad eterna. Tan sólo el porcentaje, en el que se armoniza la sabiduría con la razón, es el que varía. Hay épocas en las que los pueblos, bien sea por un instinto sano y natural o bien por una comprensión más clara de las leyes naturales de la vida, son regidos con mayor sensatez y obran con mayor cordura; pero existen también periodos que pare­cen hallarse determinados únicamente por la vehemencia y el des­varío. Lo más funesto es cuando se unen la ingenuidad, la insufi­ciencia y la debilidad humanas con el saber aparente y presuntuo­so para sacrificar, después, en honor de la diosa razón, de la sin razón, las inmolaciones que esta diosa requiere   que le corres­ponden. Hay siglos en la Historia de la humanidad en los cuales parece estar velada toda luz, ya que los hombres se han alejado tanto de lo natural, que obligan a que fracase el instinto como consejero, mientras que, por el contrario, la inteligencia está aún tan poco desarrollada que no le es posible a ésta sustituir, al instinto. Pues toda sabiduría verdadera no puede jamás sentar leyes de vida, sino, a lo sumo, reconocerlas. Pero tal examen y conocimiento dará lugar a la formación de la humildad y nunca de la vanidad; pues pone de manifiesto la magnitud de la legalidad soberana que rige y determina la vida y la pequeñez del hombre y de los hombres cuya existencia se halla sometida a estas grandes determinaciones.
La época liberal-marxista será medida algún día tanto según los grandes rendimientos logrados en las distintas ramas de la vida y también según las exageraciones surgidas en esta misma época y destinadas a la admiración presuntuosa de estos rendimientos, exageración ésta que ha sido formada lenta y científicamente y que al final de esta época -para muchos aún invisible- termina­rá, derivada del conocimiento perfecto, en una ilusión presun­tuosa y exagerada. Es ésta una época de la Humanidad que al ad­mirar sus rendimientos ha olvidado a los portadores de estos rendimientos; es una época que no quiere ver la dependencia del hombre, en su vida, de las mismas leyes generales y válidas de es­ta vida, como las ha podido apreciar la razón humana ilimitada en otros lugares distintos
En esta época liberal-marxista se niegan cínicamente los principios generales del desarrollo de la Humanidad. En nombre de la vida materialista se atenta contra los requisitos previos y generales para la vida. Es una enfermedad perniciosa que duró décadas enteras y que nos llevó a una descomposición y hasta corrosión general de la Nación y, efectivamente, encontró su manifestación aguda y espontánea: la Guerra Mundial. Llega ésta e intenta con furia demoníaca realizar en años aquello para lo que hubiérase necesitado siglos. Arrastra el desarrollo a una crisis tal que es definitiva para toda enfermedad. Millones de personas son arrastradas definitivamente; capas sociales, cuya decadencia es motivada por la época liberal-marxista, se hunden en unas horas de Historia Universal; naciones que se habían congelado en una forma rígida, se derrumban y casi parece como si el padecimiento social de la época liberal-marxista fuera a de­generar en una catástrofe de los pueblos sin igual en la Historia. Pero esta misma crisis de la Guerra mundial, que trastorna y derrumba definitivamente lo que ya de por  sí era débil, nos lleva, por otra parte, al despertar de espíritus vitales y fuerzas gigantescas, hasta ahora adormecidos. Los campos de ba­talla de la muerte se convirtieron, como sucede casi siempre, en el suelo fertilizante de un nuevo resurgir. La crisis no terminará la vida, sino -esto ya lo sabemos hoy con seguridad- que la llevará a un nuevo rejuvenecimiento
La Nación alemana extrajo del paroxismo febril de esta máxima catástrofe social los requisitos internos y externos para el nacimiento de una ideología que debe sustituir, cual razón pura y transparente como el cristal, el instinto natu­ral perdido hace tiempo, y no solamente sustituirlo, sino que ha de darle nuevamente los requisitos vitales necesarios para poder revivir como instinto evidente en un pueblo curado por medio de la verdad.
Es un mérito especial del Movimiento Nacional-Socialista el haber presentado y utilizado, con modestia sencilla, los resultados puestos de manifiesto y que fueron sometidos a una severa investigación científica y lógica de las leyes vitales de la Humanidad, de las leyes de la formación de las culturas humanas, etc., y que haya utilizado todos estos elementos como principios básicos para la regeneración de nues­tro cuerpo social. Sangre y raza, personalidad y valor de la personalidad, la lucha como fenómeno eterno en la selección, la tierra y el espacio vital como fuerza determinante, impulsiva y obligatoria, han sido reconocidos por el Movimiento en su importancia fundamental y han sido también seguramen­te apreciados y dignificados, cual corresponde, por primera vez en la vida. Frente a la magnitud de estas leyes vitales de una parte, y a la misión de la vida de otra parte, desa­parecen todas las ideas, conceptos e instituciones de nues­tro mundo burgués-liberal-marxista y entonces es cuando apreciamos su inutilidad absoluta. Para el ser eterno de un pue­blo no significa una organización, de caracteres societarios, ya se trate de una burguesía o de un proletariado, más que un hálito ligero que puede enturbiar pasajeramente la vida, pero que jamás podrá modificar sus condiciones. Como quiera que el Movimiento Nacional-Socialista retrocede hasta hallar los grandes principios básicos de la vida y las leyes vitales, se aleja del nivel y de la esencia de todo partido par­lamentario. Se trata de una ideología que al cumplir su finalidad quiere dar al pueblo alemán una forma organizada razonablemente y unida a una dirección que corresponda a esta misma razón. Más como quiera que el Estado no puede ser más que un medio para el fin, no es la obra del resurgimiento alemán obra que modifique formalmente al Reich alemán o a la Consti­tución alemana, sino que se trata de una cuestión de la educación razonable y la neoformación de nuestro pueblo.
El Movimiento Nacionalsocialista no resuelve este problema por medio de un trabajo teórico ni en  la mesa de despacho sino que lo resuelve en realidad, es decir, crea en su idea y en su organización el contenido y la esencia del Estado Nacional que vislumbra. Por muy variable que sean las leyes de la vida en sí y, consecuentemente, la idea en que se fundamenta nuestro Movimiento, igualmente eterna será también la lucha para su cumplimiento y consumación. La organización del Mo­vimiento, también un medio para el fin, obtendrá con estas nuevas prescripciones de servicio solamente las líneas directrices para el cumplimiento de la misión magna que es la realización de nuestra idea.

ADOLF HITLER

EL DELEGADO DEL FÜHRER

La conducta de un nacionalsocialista, su presentación y su relación con otros militantes y compatriotas, debe basar­se en una conciencia y seguridad propias adquiridas en la lu­cha por el Poder. Esta presentación consciente que el nacio­nalsocialista extrae del inquebrantable anclaje de sus leyes vitales en su ideología actuará sincera y eficazmente cuando esté libre de todo espíritu dominador y de toda aspiración tímida y cuando deje de ver en cualquier otro militante que realice en cualquier aspecto un rendimiento mayor, un riesgo pa­ra la propia posición.
Porque un militante dirigente haya sido lesionado una vez en su sensibilidad personal, no debe dejarse arrastrar nunca a juicios injustos con los militantes a él subordinados.
El caudillaje presupone un vasallaje voluntario que será tanto más voluntario cuanto mayor sea la convicción que ad­quieren los dirigidos de ser regidos por un nacional-socia­lista para el que el cargo de Jefe no supone una apetencia dominadora y la satisfacción de ésta, sino un servicio en favor del Movimiento y garantía para sus subordinados. Cuando todo sub-jefe con espíritu mezquino considera inmediatamente como enemigo propio a aquel cuya misión se halla en contacto con la suya, cuando se alardea de competencia porque se teme la delimitación o desaparición de su puesto, entonces su conduc­ta es indigna y con ella se destroza la solidaridad interna del Movimiento. Los cargos no se han creado para dar ocupación a los militantes del Partido, sino para servir a la empresa del Nacionalsocialismo. En este servicio no pueden existir deseos mezquinos y egoístas.
Tan solo la colaboración estrecha  y la compenetración de  camaradería con todos aquellos que, sea cual fuere su puesto, sirven al Movimiento, es lo que asegurará el éxito y la fuerza interna del Partido.

RUDOLF HESS

EL JEFE NACIONAL DE ORGANIZACIÓN DEL  NSDAP

El NSDAP, corporiza en su esencia, en su orientación y en su actuación, una ideología que no se considera satisfecha con la solución de las cuestiones diarias, sino que mirando a través de muchos siglos aspira a crear para el pueblo alemán la realización y la conservación permanente de la idea de una comunidad del pueblo, ligada con un principio de caudillaje que corresponde a los sentimientos del pueblo alemán.
El instrumento del Führer para la solución definitiva de estas cuestiones es el NSDAP, que desde hace años y en medida creciente viene realizando su estructura y desarrollo.
Para el desarrollo ulterior del Partido es necesario tener en cuenta y saber que debe evitarse todo lo que suponga cohibición para no coartar el crecimiento natural del Partido.
No ha llegado pues la época de editar un libro rígido de servicios para el Partido y por cuyos artículos y fórmulas habría de regirse y desarrollarse la vida del Partido.
Las épocas pasadas nos ponen claramente de manifiesto este hecho: Si retrocedemos cuatro años y comparamos el estado de organización del NSDAP en aquel entonces con el estado actual veremos cuan enorme es la diferencia. Entonces no existían Comarcas, Distritos, Secciones, Células, etc.
Además al advenimiento del Poder nos encontramos ante el hecho de tener ante nosotros un sistema de Estado totalmente distinto desde el punto de vista ideológico y también la economía y la sociedad de aquel Estado arraigados eran bien distintos. Las ideas de los compatriotas se orientaban por los cargos, clase y posición social. El Partido era opuesto a este caos y carecía en parte de aquellos instrumentos que eran necesarios para dominar, inmediatamente después del advenimiento al Poder, las dificultades que se presentaran.
En la época en que fui designado por el Führer Jefe Nacional de Organización, no existía sección alguna de organización, ni Sección de personal y tampoco Sección de instrucción, escuelas del partido, personal docente, así como tampoco ninguna clase de líneas directrices, de antecedentes y de experiencias en estas ramas.
Si tomamos en consideración los dos o tres últimos años, podremos comprobar que el Partido, en ese breve espacio de tiempo puede consignar en las ramas señaladas progresos considerables, con los cuales se han puesto las piedras fundamentales para el futuro, piedras que no podrán ser separadas nunca por ninguna oposición.
Por las líneas directrices dadas por el Führer y la ampliación considerable que se ha efectuado en la Sección de Personal, se han sentado los requisitos para la política personal, tan necesaria y de la cual se carecía totalmente en el pasado.
En la rama de formación han de consignarse igualmente considerables progresos. En todas las Provincias existen Escuelas Provinciales y miles de cursos de formación cooperan a la formación Nacional-Socialista de dirigentes y a la educación ideológica y más perfecta de estos. Con la creación de las Escuelas de Mando se ha preparado para el futuro en el Partido un desarrollo que, en comparación con la preparación actual logrará posibilidades desconocidas para el dominio de la vida espiritual de nuestro pueblo.
La organización del Partido se ha consolidado.
La formación celular de la organización del Partido y que es plenamente opuesta a la idea liberal, ya que va del bloque a la célula, al grupo local, a la comarca y a la provincia, llegando hasta la dirección nacional, nos da la posibilidad para hacer frente a todas las exigencias de nuestra lucha.
Esta división de las jurisdicciones del Partido, que se han llevado a cabo con tanta eficacia, nos ha dado simultáneamente la posibilidad para crear con idénticas líneas directrices las grandes asociaciones asesoradas por el Partido, como son el Frente Alemán de Trabajo, etc.
Por disposición del Delegado del Führer se han puesto de manifiesto las distintas esferas de acción del Partido con arreglo a su importancia. Con la renovación del sistema de bloque y de célula se ha ordenado además la organización en las últimas jurisdicciones.
A todo esto ha de agregarse el desarrollo de las esferas que incumben a las Secciones del Partido, la restricción y eliminación de las rivalidades existentes anteriormente en las estructuraciones del Partido y en las organizaciones de éste, pudiendo decirse con carácter general, que el Partido representa en la actualidad una unidad absoluta que, a menudo, desconocemos nosotros mismos en sus efectos.
Me consta que la estructura y desarrollo del Partido no se ha terminado aún. El Partido ha de seguir desarrollándose orgánicamente. No es, pues, misión mía echar un cerrojo a este desarrollo. El presente libro sobre la organización del NSDAP expone, por lo tanto, el estado actual de la organización del Partido incluyendo las estructuraciones de éste y las asociaciones adheridas.
Cuando sea necesario se llevará a cabo las rectificaciones y depuraciones necesarias en los errores que se presenten, siempre que estas se consideren necesarias para el bien del Partido.
Es natural que las líneas directrices y las disposiciones contenidas en la presente obra son obligatorias para todo el Partido hasta tanto que se decreten por el Führer modificaciones o disposiciones complementarias.
Para el Partido no hay pausa y para el desarrollo no hay fin. Como quiera que la vida de nuestro pueblo es muy variable habrá de ser variable para el futuro nuestra esfera de acción.

EL JEFE NACIONAL DE ORGANIZACIÓN DEL NSDAP
Doctor. R. Ley.

ABREVIATURAS DE LAS ORGANIZACIONES DEL PARTIDO

DAF. (=Deutsche Arbeitsfront), Frente Alemán de Trabajo.
HJ. (=Hitler - Jugend), Juventud Hitleriana
KDF. (=Kraft durch Freude), Fuerza por la Alegría Comunidad Nacional–Socialista dependiente del Frente Alemán de Trabajo
NSBO. (=Nationalsozialistische Betriebszellen-Organisation) Organización Nacional-Socialista de Células de Explotación.
NSKK. (=Nationalsozialistisches Kraftfahrkorps), Cuerpo Nacional-Socialista de automovilismo.
NSKOV. (=Nationalsocialistiche Kriegsopferversorgung). Socorro Nacional-Socialista a las víctimas de la Guerra. 
NSLB. (=Nationalsozialistiche Lehrerbund), Liga Nacional-Socialista de Maestros.
NSRB (=Nationalsozialistische Rechtswehrbund), Beneficencia Nacional-Socialista.
NSDAP.(=Partido Nacional-Socialista Alemán).
RDB. (=Reichsbund der Deutschen Beamten), Liga Nacional de Funcionarios Alemanes. 
SA. (=Sturmabteilungen), Secciones de Asalto.
SS. (=Schtuzstaffeln), Escuadras de Protección.

CONDUCTA GENERAL DEL NACIONALSOCIALISTA

Todo militante debe considerarse como un servidor del Movimiento y del Pueblo y debe obrar, por lo tanto, en forma adecuada. Esto es aplicable muy especialmente, a los Jefes Políticos, a los dirigentes de las estructuraciones del Partido, a los regidores de las asociaciones adheridas y a sus colaboradores.
La misión máxima de todo nacional-socialista consiste en conservar despierta la idea de comunidad del pueblo y fortalecerla constantemente.
Con esto no puede armonizarse el aislamiento del militante de sus camaradas y compatriotas, el que éste se dé tono y cree aquellos abismos que costaron ya la vida a nuestros mayores, que cayeron para que fueran eliminados. Con todo cargo superior adquiere el nacional-socialista mayores obligaciones. Tan solo recibe un poder mayor para que pueda cumplir mayores deberes. Estos poderes no le dan jamás derecho para obrar en forma autoritaria, altiva o vanidosa.
Con las amenazas, la tiranía y los procedimientos cuarteleros  no conseguirá jamás el nacional-socialista la confianza y la obediencia voluntaria de sus sub-jefes y de sus subordinados.
Dentro del servicio debe ser siempre jefe y fomentador. Fuera del servicio ha de ser el buen camarada y el auxiliar de sus subjefes, camaradas y compatriotas.
Cuanto más en armonía se hallen sus actos con sus palabras con tanto mayor cariño le seguirán sus camaradas y compatriotas.
Todo nacional-socialista ha de ser en su conducta tan modesto y sencillo como era costumbre nacional-socialista en la época de la lucha.
No debe querer ser más de lo que es y lo mismo que debe rechazar todo bizantinismo, que tienda hacia arriba, no debe tampoco consentir bizantinismo alguno hacia su persona. Todo militante dirigente no debe ser ni orgulloso ni excesivamente sensible y debe preferir siempre la franca y verdadera manifestación de todo luchador solvente a las melosas palabras de aquellos seres que pretenden halagarle.
Debe estar siempre en contacto con todos sus subordinados y compatriotas y tener el oído bien dispuesto para recoger las preocupaciones y necesidades de estos.
Estos compatriotas le buscarán siempre que siga siendo el de antes y se mueva dentro de la misma sociedad y dentro de la misma esfera en que se encontraba en la época de lucha.
Los Jefes Políticos, los regidores y los dirigentes de las estructuraciones no deben asistir a banquetes ni tampoco gestionar títulos honoríficos ni frecuentar habitualmente los locales más caros y deben, consecuentemente, comportarse dentro y fuera de las horas de servicio en la forma que debe esperarse lo haga todo representante del Movimiento de libertad alemán y como colaboradores de la difícil y nueva estructura de la mejor Alemania que estamos formando.
Pero ante todo ha de evitar el abuso del alcohol y máxime en esta época en que muchas familias alemanas carecen de lo más necesario para la vida, familias estas que habrían de perder la fe que costosamente han logrado, cuando vieron a los representantes del Movimiento, a veces después de la hora de cierre de los locales, organizando orgías y perjudicando la consideración que merece el Movimiento, por una presentación inadecuada y a veces en estado de embriaguez.
Todo verdadero nacional-socialista no debe jamás ensalzar sus acciones, no debe tampoco solicitar reconocimiento de éstas. El mayor galardón para él debe ser el conocimiento del deber cumplido, el éxito de su trabajo y la confianza de sus subordinados.
Todo nacional-socialista obrará rectamente si se examina y pregunta diariamente si su trabajo y su conducta podrían subsistir ante el Führer.