Libreria Argentina Libreria Argentina Libreria Argentina

 

MI CAMINO A ÍTACA

 

OSCAR PANADERO

Mi Camino a Νtaca - Oscar Panadero

216 páginas.
Tamaño: 15 x 21 cm.
Ediciones Camzo
España, 2013
Colección: Montsegur

Encuadernación rústica cosida c/solapas
 Precio para Argentina: 105 pesos
 Precio internacional: 15 euros

 

 

 

Todo hombre lucha por conocer el interno sendero que le muestra su verdadero Yo, pero sólo unos pocos deciden andarlo en busca de su superación, transmutando el Yo en Nos… Esta es, sin duda, la más profunda razón que aboca a peregrinar. La búsqueda de la fe, incluso, resulta algo poco profundo, incluso casi banal, al lado de la superación del individuo y su fusión con lo divino por medio de la vía de la acción.
El autoanálisis provocado inevitablemente por la soledad del Camino hace renacer al Hombre. El conocimiento del medio; las continuas conversaciones, puras en tanto que no las vicie ningún ligazón o parentesco con el interlocutor; el profundo contacto con la naturaleza y el arte; el silencio y la meditación e incluso el desapego para con el mundo conocido por cada cual.
Estos son los componentes alquímicos de la transmutación a la que el romero se somete voluntariamente al calzarse báculo y zurrón.
Esta es, pues, mucho más que una guía o una historia sobre el Camino de Santiago. Mi Camino a Ítaca supone un antes y un después en mi modo de entender el mundo y sus gentes, sus ideas y las mías, la pluralidad de un mundo rico en su diversidad del que, cuando se le separa de toda influencia nefasta, surgen Hombres y Mujeres, Caballeros y Damas que, durante un breve periplo de espacio y tiempo, conocen una vida la cual, por lo general, les es ajena. La vida de la honestidad, el altruismo, la bondad, el Honor…
A todos ellos, a quienes compartieron conmigo sudor y pan, les dedico mi más mistérico saludo. Nos vemos más allá…

Ultreia!!

 

ÍNDICE

Agradecimientos        11
Prólogo por Manuel Quesada            13
Día 1: Partida hacia Irún        17
Día 2: Primera etapa:
Saint Jean Pied de Port - Roncesvalles 24,9 Km      23
Día 3: Roncesvalles - Zubiri - ¿Pamplona? 27,1 Km            35
Día 4: Larrasoaña - Cizur Menor 19,8 Km    41
Día 5: Cizur Menor - Punte la Reina 18,9 Km          49
Día 6: Puente la Reina - Estella 21,8 Km      57
Día 7: Estella - Torres del Rio 28,9 Km        65
Día 8: Torres del Rio - Logroño 20,3 Km     71
Día 9: Logroño - Najera 30,7 Km      75
Día 10: Nájera - ¿Belorado? 43,1 Km           81
Día 11: Tierra de nadie - Burgos       89
Día 12: Anclado en Burgos   93
Día 13: Esperando a la Compañía     97
Día 14: La postrera espera     101
Día 15: Burgos - Castrojeriz 39,1 Km           105
Día 16: Castrojeriz - Carrión de los Condes 44,1 Km          111
Día 17: Carrión de los Condes - Sahagún 38,8 Km  117
Día 18: Sahagún - Mancilla de las Muías 36,6 Km   123
Día 19: Mansilla de las Muías - León 18,7 Km         135
Día 20: León - Puente y Hospital de Órbigo 32,1 Km         143
Día 21: Puente y Hospital de Órbigo - Rabanal del Camino 39 Km           149
Día 22: Rabanal del Camino - Ponferrada 32,7 Km 157

AGRADECIMIENTOS

 

Ante todo es de recibo agradecer a mis alumnos y compañeros de MMA BARCELONA TEAM el que me permitieran ausen­tarme el tiempo necesario para emprender mi viaje, sin objeción alguna por su parte y facilitándome todo cuanto fue requerido.
Por supuesto gracias a las marcas deportivas SHARK BOXING, ANTI y FIGHT4LIFE, a mi equipo MMA BARCELO­NA y a la organización WKL- ESPAÑA por creer en mi proyecto y ayudarme económicamente sufragando parte de mis gastos y esponsorizando mi epopeya.
Mil veces gracias a mi madre por el poco pero muy recon­fortante soplo de calor que me aportó el día que pasé con ella en León, compartiendo con ella parte de mi experiencia. Desde aquí animarla pues pretende cumplimentar su Camino desde Francia este año que entra.
Gracias a Roberto Lázaro y Ginés Segura por ocuparse de todo cuanto requería de atención en mi ausencia pues la con­fianza que deposité en ellos me hizo poder desentenderme de todo y lograr el aislamiento requerido para la iniciación del via­je-
Eternamente agradecido a Sergio por los instantes de Com­pañía necesarios en el trayecto, por mantenerme consciente y ocupado cuando era necesario pisar con los pies en esta tierra. Por su entereza y fuerza de Voluntad, por su sacrificio y supera­ción.
Agradezco a todos cuantos formaron parte, unos de manera más profunda y otros efímeramente, de mi aventura pues cada cual fue un faro en la oscuridad de mi nigredo y en todos ellos pude anclar mi navio para repostar, descansar y refrescar mi mente y espíritu.
Gracias, como no, a mi editor y amigo Manuel Quesada de Ediciones Camzo por no dudar un instante en confiar en mí para publicar el presente diario, sabiendo lo peculiar de mi manera de escribir y lo controvertido que en ocasiones puedo llegar a ser.
A mis mentores, amigos y referentes: Ramón Bau y Antonio Hernández, por apoyarme en tan necesaria cruzada interior mía y ayudarme cada cual como pudo en su realización.
Por último y más importante para mí, quiero agradecer a mi Dulcinea, a mi Selene, el apoyarme en cada decisión que tomo y animarme a emprender un viaje a Itaca del que ella quedaba físi­camente excluida y ante el cual optó por esperarme del mismo modo en que lo hizo Penélope... Meses después quise rehacer los apoteósicos 88 kilómetros que restan de Santiago de Compostela a Fisterra con mi amada Carmen, de un modo mucho más tranquilo, a fin de compartir el fin del mundo con ella, pero eso... eso es pasto para otra jornada...
Oscar Panadero

PRÓLOGO

 

Sabía de la preparación por mi amigo Óscar Panadero de un libro sobre sus aventuras y desventuras del Cami­no de Santiago, él me lo presentó de una manera muy particular, me hacía hincapié en que leyese la obra. Por motivos de tiempo y de trabajo tuve que negarme a ello, en ese momento me hallaba inmerso en la obra de H. S. Chamberlain "El Drama Wagneriano", como neófito en el tema necesitaba prestarle de mi entera atención -puesto que además de maquetarla y corregirla para su posterior publicación quería aprender lo que en ella Chamberlain suscribía-, cediéndole el privilegio a mi prometida, que gratamente aceptó y aprovechó para corregir los leves fallos gramaticales y/o de puntuación que siempre apa­recen en los textos.
Cuando Ma. José terminó con la labor encomiada me dijo: "es alucinante el libro, yo lo he corregido pero léetelo tú, merece mucho la pena, me ha transportado en cada momento a donde Óscar se encontraba en aquel instante en el que escribía su diario de viaje, me ha hecho vivir con él el Camino de Santiago, estar allí en cada momento".
Hace tres días haciendo caso a mi Dama, a pesar de que otras labores editoriales me reclaman con urgencia, -como el proyecto en el que J. P. Vitali y yo estamos trabajando-, me puse manos a obra.
Me encontré desde el primer momento con algo que tras­cendía de la mera historieta de aventuras que pensaba encon­trarme, trascendía más allá...
En los pocos momentos en los que Kronos me ha dejado libre no he dejado ni un instante de leer la obra hasta su finaliza­ción, es una trepidante historia tanto en lo esotérico por su con­tenido espiritual e interior, como en lo exotérico, pues hace uso de la Vía de la Acción del Guerrero.
Esa suma de sinergias entre la Vía de la Acción y la Vía de la Contemplación, es la que a lo largo de estas líneas el lector va a poder contemplar, percibir, interiorizar...
A lo largo del extenso y costoso recorrido de nuestro amigo, escritor y protagonista del periplo que se va desarrollando durante estos intensos 30 días, nos introduce de pleno en las entrañas de la vertiente norte de Las Españas, remontándonos a tiempos inmemoriales de nuestro pasado, recordándonos que allí sigue presente ...entre las Ruinas... una España, que cada día más, es olvidada gracias al Progreso y la Modernidad o esa falta de cultura general de carácter apátrida que está impuesta en nuestra sociedad a modo de: el que más necio sea más premiado será!
Las descripciones geográficas de los lugares, que a su vez están retratados en fotografía, transportan al lector a una reali­dad histórica y presente, que muy a nuestro pesar, esa mayoría mediocre que dicen ser licenciados, diplomados y graduados, no conocen ni conocerán por el mero hecho de preferir un viaje a New York para comerse un Hot Dog en Central Park y poder subir a la planta más alta del Empire State porque en algún momento de su juventud vieron la película de KingKong, rodea­dos de un amalgama de razas embutidas y en un entorno carac­terizado por su arquitectura masónica postmodernista.
En ese recorrido histórico-folklórico -que a lo largo de la obra, de este cuaderno de bitácora que nuestro amigo ha ido realizando desde que inició el Camino hasta llegar al Fin de la Tierra, nos narra- nombra las innumerables Ordenes religiosas que se asentaron a lo largo del mismo y ayudaron a la creación de municipios y centros de culto, destacada queda la Orden del Temple, que además de lo mentado vigilaban los caminos y el Camino, para mayor seguridad de los peregrinos en romería.
En esta epopeya que marca un fin y un inicio de la etapa del autor-protagonista, Óscar saca a relucir nombres que antes de ser mentados el lector va a relacionar, por la similitud del factor jerárquico que de manera indirecta existe entre Óscar y Sergio, así como la forma de proceder y actuar de ambos a lo largo del trayecto, puesto que no deja de ser la misma o similar que entre el hidalgo Don Quijote y Sancho Panza respectivamente ...de este modo, a falta de una Dulcinea, que en alguna ocasión es nombrada por el autor, refiriéndose a su amada Carmen. Épica donde las haya...
Es quizás, por lo aquí mentado, y una vez leído el libro, cuando el lector puede deducir que no todo aquel que realice el Camino de Santiago puede alcanzar la ascesis, llegar al Nos, transmutar de la manera que el autor sentía y vivía que le estaba ocurriendo, que a día de hoy ya le ha ocurrido, según nos cuen­ta.
Eduard Alcántara en la última obra que ha publicado nos dice: Si es posible Despertar la semilla de la Eternidad que anida en nuestro fuero es porque la Tradición concibe que somos por­tadores de ella. Si es posible Espiritualizar nuestra alma, psyché o mens es porque el Espíritu, atman o nous (eso sí, en forma ale­targada) también se halla en nosotros gracias a que procedemos, por emanación, del Principio Primero cuya manifestación dio lugar a la formación del Cosmos. Somos, pues, portadores de dicho Principio Superior e Imperecedero del que emanamos y tenemos la posibilidad de emprender la tarea heroica de Desper­tarlo en nuestro interior (1).
Puede ser en este punto, en el que digamos que Oscar, es uno de esos caballeros templarios custodios del Santo Camino, que se enfrentó a los elementos, vivió la austeridad alimenticia llegando a singulares momentos de hambruna, que sobrevivió a las alimañas de los montes burgaleses, ayudo a todo peregrino en apuros, fue amigo de sus amigos y de sus enemigos, camarada fiel de aquel al que lo acompañó desde su partida, erigido como el líder de los caminantes, al que todos querían seguir... y tras lle­gar al destino pactado, se transmutó, resurgió como el Ave Fénix, volvió a nacer, ascendió y, como él mismo cuenta, la Dama del Lago reconoció que así había acontecido. Aunando los atributos que el Mundo de la Tradición otorga al Caballero en los Ciclos Heroicos -como la Saga Artúrica-, en lo Sacro y lo Temporal convirtiéndose en un Hombre Nuevo, y así pues, avanzando en el camino que le lleva a Ser Más que hombre, a ser un Hombre Trascendente o Superior.
Buena lectura...

Manuel Quesada
Torrevieja, 28 de febrero de 2013

 

Nota:
1.- Evola frente al fatalismo. Cap. III pág. 55-56. Reflexiones contra la Modernidad, Eduard Alcántara, Ed. Camzo, 2013

EL AUTOR

 

Nació el 8 de octubre de 1977 en Barcelona.
Con 13 años, accede a su primer libro de la Tercera Vía: ¡Arriba Europa! de Jean Thiriart. De este modo descubre los llamados movimientos nacional revolucionarios.
A sus 15 años, se adentra de pleno en la concepción NS, en la que se encuadrará definitivamente durante el resto de su vida y hasta el día de hoy. Entrega gran parte de su adolescencia a la auto-formación empujado por el marcado espíritu castrense y disciplinario que le guía en todo instante.
Pasa por las filas de AUN, ENE, Alternativa Europea, el MSR y el Círculo de Estudios Indoeuropeos, asociación de ética y estilo intachables que marca un punto y seguido en su trayectoria personal.
En enero de 2003 abre la Librería Kalki. A finales de 2003, crea la Agrupación de Defensa Forestal encuadrada dentro de Protección Civil en Olesa de Montserrat.
Entre 2003 y 2004 expone diversas conferencias en la Universitat de Barcelona y la Universitat Autónoma de Barcelona sobre filosofía, historia y etología.Tras la disolución del CEI es cofundador del Centro de Investigaciones Sociales Nova Europa en el 2005.
En el 2008 publica su primer trabajo: "Cabalgar la Walkyria". Realiza diversas ponencias en la Universidad Complutense y la Universidad Autónoma de Madrid así como en la Universidad de Alcalá de Henares sobre los más diversos temas. En el 2009 abandona CISNE. Prologa la obra La Práctica de la Antigua Masonería Turca, primera obra publicada por Ediciones Camzo y publicó su segunda obra titulada Orden y Disciplina en la Europa Viril. En 2010 prologa Tratado para la Educación de la progenie. Actualmente se ha reincorporado de forma voluntaria al servicio de su Comunidad por medio de la asociación ADF que él mismo creó en 2003 y se dedica a la cría eugenésica canina del Dogo de Burdeos y al adiestramiento de rescate. También, en el campo de la docencia y el deporte Oscar ha logrado destacarse situándose como instructor de Artes Marciales Mixtas y acondicionamiento físico dirigiendo la Sección "Puro Impacto" del equipo MMA BARCELONA TEAM. Oscar compagina su labor literaria, deportiva y profesional con la formativa, que no ha abandonado jamás, impartiendo conferencias, seminarios y cursos de formación. En este momento trabaja en un nuevo libro del que no quiere desvelar el contenido pero que promete ser tan polémico como él mismo o su blog personal: Tras la creación del Hombre Nuevo