Libreria Argentina Libreria Argentina Libreria Argentina

 

Yo Lucho

Texto oficial para afiliados al Partido Nacionalsocialista.

NSDAP
Hermann Liese (compilador)
Textos de Adolf Hitler, Alfred Rosenberg, Joseph Goebbels,Walter Groß, Philipp Bouhler, Horst Wessel, Arthur Axmann

Yo Lucho - Ich Kampfe - Texto oficial para afiliados al Partido Nacionalsocialista - NSDAP - Hermann Liese (compilador) - Textos de Adolf Hitler, Alfred Rosenberg, Joseph Goebbels,Walter Groί, Philipp Bouhler, Horst Wessel, Arthur Axmann

144 páginas
fotografías b/n
medidas: 14,5 x 20 cm.
Ediciones Sieghels
2014
, Argentina
tapa: blanda, color, plastificado,
 Precio para Argentina: 220 pesos
 Precio internacional: 16 euros

Edición facsimil del manual que se le entregaba a los nuevos afiliados al NSDAP con textos de los principales líderes del movimiento nacionalsocialista sobre los temas que se consideraban básicos.

El Ich Kampfe ("Yo lucho") fue entregado como regalo a cada persona afiliada al Partido Nacionalsocialista alemán en 1943. Como tal, es un documento de importancia histórica para todos aquellos que desarrollan investigaciones relacionadas con el Nacionalsocialismo y el Tercer Reich en Alemania. Es básico.
Ich Kampfe explica al nuevo miembro del Partido lo que quiere escuchar sobre Alemania y sus líderes pero también va más allá de las exageraciones. Muestra de una manera inequívoca deberes y obligaciones personales para con el país. No deja duda sobre el hecho que el interés social y nacional prevalece sobre el interés individual o de grupos pequeños. Comprender el impacto de este y otros principios nacionalsocialistas de los ciudadanos de Alemania durante el III Reich es absolutamente fundamental para comprender cómo un pequeño país en bancarrota pudo agitar al mundo entero en los años 30 y 40.

 

ÍNDICE

Promesa de lealtad
El Führer y su Movimiento. Revisión histórica desarrollada por Philipp Bouhler
El Programa del Partido Nacionalsocialista Alemán de Trabajadores
Libertad alemana interna y externa. Por el Reichsleiter Alfred Rosenberg
Bandera en alto. Por Horst Wessel
La Revolución Nacionalsocialista. Por el Reichsleiter Doctor Joseph Goebbels
Nuestra voluntad. Por Adolf Hitler
La responsabilidad del líder político y del portador del estandarte. Por el Reichsorganisationsleiter Doctor Robert Ley
El estilo de vida nacionalsocialista. Por el Profesor Doctor W. Gross, Líder de la Oficina Política-Racial del NSDAP
La Canción de los Seguidores Leales
Las responsabilidades de las SA
El Cuerpo de Transporte Motorizado Nacionalsocialista
El Cuerpo Aéreo Nacionalsocialista
Las responsabilidades de la Asociación de Mujeres Nacionalsocialistas - El trabajo de las mujeres alemanas
Las SS
La Comunidad del NSDAP. Por Adolf Hitler
El Contingente Joven del Partido. Por el Jefe de la Juventud del Reich, Arthur Axmann
Las responsabilidades de los miembros del Partido
El futuro de Alemania. Por Adolf Hitler
Fechas de importancia en la historia del NSDAP
Pie de Imprenta de la edición alemana

INTRODUCCIÓN

Esta edición del libro Ich Kampfe ("Yo lucho") fue entregada como regalo a cada persona afiliada al Partido Nacionalsocialista en Alemania en 1943. Como tal, es un documento de importancia histórica para todos aquellos que desarrollan investigaciones relacionadas con el Nacionalsocialismo y el Tercer Reich en Alemania. Es básico.
En términos generales, lectores hispanohablantes nativos con un interés en este asunto son requeridos a leer gran cantidad de material preliminar de sesgo parcial en español. Esta parcialidad en la mayor parte de la literatura española relacionada con el período del III Reich es probablemente no intencional y es más bien el resultado de escritores repitiendo a menudo relatos escuchados de la Segunda Guerra Mundial que no se han molestado en corroborar. La práctica común señala el valor de acceder al material original, como es el caso de Ich Kampfe.
Durante el III Reich y especialmente durante la Segunda Guerra Mundial fue un hecho lógico que los propagandistas británicos y estadounidenses distorsionaran lo que los nacionalsocialistas hicieron y dijeron de la misma manera que los propagandistas nacionalsocialistas distorsionaron lo que fue realizado y dicho por los británicos y estadounidenses. Esta es la naturaleza de un conflicto global por el poder y es lo que usualmente en español se denomina propaganda.
Con el paso del tiempo, investigadores objetivos han comenzado a reevaluar el período nacionalsocialista en un serio esfuerzo de evitar la propaganda y comprender los muy positivos logros de aquel tiempo. Es difícil para cualquier persona objetiva dar una idea sobre el desarrollo de la industria de cohetes, las autopistas, la salud, la vivienda pública, la nutrición, la industria sintética, la aviación, la conservación, la agricultura, el reciclaje, las reglas laborales, la química, el cine y la fotografía, las técnicas de fabricación y proceso, las armas, la ingeniería forestal, el deporte, etc., en la Alemania bajo el Nacionalsocialismo. Incontables volúmenes han abordado las miserias como resultado de la Segunda Guerra Mundial y sólo recientemente los investigadores han comenzado a estudiar aquellas miserias del pasado para intentar extraer lo que se habría ganado en aquel período.
Ich Kampfe es un buen lugar para comenzar. Explica al lector (y al nuevo miembro del Partido) lo que quiere escuchar sobre Alemania y sus líderes pero también va más allá de las exageraciones. Muestra de una manera inequívoca deberes y obligaciones personales para con el país. No deja duda sobre el hecho que el interés social y nacional prevalece sobre el interés individual o de grupos pequeños. Y esto explica precisamente el por qué los nacionalsocialistas sintieron la obligación de crear un liderazgo que crearía unidad en el caos de Europa. Comprender el impacto de este y otros principios nacionalsocialistas de los ciudadanos de Alemania durante el III Reich es absolutamente fundamental para comprender cómo un pequeño país en bancarrota pudo agitar al mundo entero en los años 30 y 40.
El idioma alemán, especialmente el idioma nacionalsocialista alemán puede ser difícil de traducir. Los nacionalsocialistas al hablar o escribir entre sí generalmente usan una palabra o nombre (Schlageter es un buen ejemplo) de manera metafórica en lugar de una declaración o un concepto. Así, mientras era fácilmente comprendido por el pretendido oyente o por el lector que no requerían mayores explicaciones, tales referencias pueden ser profundamente misteriosos para quienes no están familiarizados con el lenguaje nacionalsocialista alemán. He tratado de traducir Ich Kampfe de una manera que su lectura sea fácil e inteligible para los lectores de habla hispana. Pido disculpas por adelantado de los errores que puedan hallarse en la traducción.
Ich Kampfe fue escrito exclusivamente para lectura de aquellos alemanes que se afiliaban al Partido Nacionalsocialista. Naturalmente, reforzaba su decisión en el lenguaje que comprenderían. Los lectores que conozcan el idioma alemán preferirán el texto original en aquellos pasajes donde encuentren dificultades de comprensión. Lectores fluidos en alemán querrán referirse al texto original cuando encuentren pasajes confusos en el texto en español ya que pueden aclararse al hacerlo así. Para lectores de inglés se ha de notar que la palabra propaganda no ha sido modificada del texto aún cuando el significado sea distinto en inglés. En el idioma alemán la palabra no tiene una connotación negativa como sucede en inglés y su vinculación se aproxima al concepto de adoctrinación. La palabra Gestalt no ha sido traducida porque es una palabra comúnmente aceptada en inglés.
La abreviación NSDAP proviene de las iniciales en alemán del Partido Nacionalsocialista, Nationalsozialistische Deutsche Arbeitpartei. La palabra Hoheitsträger (portadordel estandarte) ha sido traducida en algunas partes del texto y en otras no. En sentido amplio fue empleada para referirse al propio Hitler. En un sentido menos importante (pero importante) fue el nombre usualmente aplicado a los líderes de alto rango de las SA. Fue también el nombre de una revista que circulaba entre nacionalsocialistas de alto nivel.
De importancia fundamental es la palabra alemana Weltanschauung y sus derivados la cual no ha sido traducida al español. No hay un equivalente de Weltanschauung en español (1). Una aproximación para lo que Weltanschauung significaba para los nacionalsocialistas, puede ser comprendido al leer la cita de Alfred Rosenberg en la página 29 del texto alemán y por la lectura del artículo de Rosenberg sobre la libertad que comienza en la página 26 del texto alemán. Se recomienda que la cita y el artículo de Rosenberg sean leídos y comprendidos tan bien como sea posible antes de la lectura del resto de Ich Kampfe porque una razonable comprensión de la Weltanschauung es un hecho fundamental para el entendimiento de todo el libro.
Las fotografías de las páginas 5, 8, 13, 17, 21, 25, 29, 33, 37, 40, 41, 52, 72, 73, 84 y 85 son en color en la edición original de Ich Kampfe. He decidió eliminar las fotografías en color y reproducirlas en blanco y negro en un esfuerzo para mantener un precio razonable de la edición facsimilar. La edición de la cubierta de la presente edición es gráficamente la misma que la original, con la única diferencia que en el original el águila y la hoja de roble se hallan en relieve.
Los lectores han de comprender que la calidad del papel empleado en Alemania en 1943 era más bien deficiente. El papel utilizado en el libro original era altamente ácido y de fibra burda. En algunas ocasiones estas fibras pueden aparecer en la reproducción.
Ray R. Cowdery
Lakeville, MN
USA 1992

 

NOTA
1. Un significado aproximado sería cosmovisión o visión del mundo (N. del T).

El Führer dice:

Ya temo por el tiempo en que nuestro número lentamente se reducirá... Y cuando finalmente un joven círculo de las nuevas generaciones se establecerá entorno a nosotros. Pero sé que esa juventud mantendrá nuestro honor en sus firmes manos mucho antes que el último de nosotros haya caído... Aquellos hombres jóvenes quienes, en el momento en que Alemania fue humillada como nunca, creyeron en una gloriosa resurrección.
...Cuando comenzamos esta lucha, promulgamos fuertes reglas y sólidos principios. Defendiendo aquellos principios año tras año desarrollamos grandeza y fortaleza. Y muchas veces los cielos sobre nosotros se oscurecieron y nuestros enemigos tuvieron su tiempo para regocijarse. Pero fue especialmente durante aquellos tiempos que el principio tradicional se probó correcto así mismo: ¡sólo lo que permanece fuerte en tiempos tormentosos es realmente fuerte! Lo que puede ser quebrado no es bueno para nada. Establecimos máximas de hierro -duras y pesadas- en aquel tiempo y hasta ahora hemos obedecido aquellos principios sin compromiso. Y no lo haremos, ni en lo mas mínimo, desviarnos de nuestros principios en el futuro.
...Yo quiero pedir a los jóvenes que observen a sus predecesores en el Movimiento como ejemplos de manera tal que se den cuenta que no hay nada superficial al ser un nacionalsocialista. No es un asunto de vestimenta, reuniones o condecoraciones... ¡Es un asunto de entrega! Para ellos no es suficiente la simple declaración de "yo creo" sino el juramento:
"Yo lucho".